VACUNACIÓN EN EL RECIÉN NACIDO PREMATURO
Los niño prematuros, menores de 37 semanas de gestación y los niños con peso bajo al nacimiento menores de 2,500 gramos se encuentra en mayor riesgo de padecer enfermedades infecciosas prevenibles por vacunación.

Los prematuros que estén clínicamente estables y que a los dos meses de edad cronológica que se encuentres hospitalizados deben recibir todas las vacunas recomendadas a su edad.

Estabilidad clínica significa  que en ese momento no requieren de tratamiento para infección grave, enfermedad metabólica, renal, cardiovascular o respiratoria aguda y que ya muestran una recuperación sostenida y su velocidad de crecimiento es progresiva y adecuada.

Los prematuros y de bajo peso al nacimiento pueden recibir simultáneamente todas las vacunas requeridas a los 2 meses de edad; es posible reducir la cantidad de inyecciones que se aplican  utilizando vacunas combinadas.

Vacuna contra la tuberculosis (BCG).

Se recomienda su aplicación en el momento de su alta del hospital, de preferencia cuando  el prematuro tenga un peso de 2,000  gramos o bien al mes de edad; se puede aplicar en caso necesario junto a otras vacunas. Su aplicación es de una décima, intradérmica.

Vacuna contra la hepatitis B.

Se recomienda iniciar la administración de la primera dosis cuando el niño prematuro o de bajo peso alcance los 2,000 gramos o bien al mes de edad, completar su esquema en forma habitual

Niños nacidos de madres sero negativas al antígeno de superficie hepatitis B (HBsAg).

Los niños prematuros médicamente estables y con un peso de 2,000 gramos o más al nacimiento deben recibir su primera dosis después del nacimiento y no esperar hasta el alta del hospital.

En las dosis siguientes y cuando la madre es sero negativa al antigeno de superficie de hepatitis B (HBsAg) y se desea usar una vacuna de Hepatitis B combinada   se debe de aplicar esta vacuna combinada cuando el niño tenga cuando menos seis semanas de edad.

No hay contraindicación de dar al nacimiento una dosis de hepatitis B monovalente como la primera y después  una serie de tres  dosis al utilizar vacuna combinada subsecuentemente; la dosis final no debe ser administrada antes de los seis meses de edad cronológica.

Los niños prematuros y de peso bajo al nacimiento  menos a los 2,000 gramos deben recibir su primera dosis de hepatitis B a los 30 días de edad cronológica independientemente de la edad gestacional o peso al nacimiento.

Los niños de prematuros y de peso bajo al nacimiento pesando menos de 2,000 gramos  que muestran aumento de peso consistente y van a ser dados de alta del hospital  antes de los 30 días de edad, deben recibir su primera dosis de hepatitis B antes de ser dados de alta.

Niños nacidos de madres sero positivas al antigeno de superficie hepatitis B (HBsAg).

Los niños prematuros y de bajo peso al nacimiento nacido de madre sero positivos al antigeno de superficie deben recibir vacuna de hepatitis B y globulina  hiperinmune  de hepatitis B (HBIG) dentro de las primeras 12 horas después del nacimiento, independientemente de la edad gestacional o peso al nacimiento.

Los prematuros de menos de 2,000 gramos nacidos de madre sero positivas a la hepatitis B, no se debe de contar  esta vacuna como dosis inicial de su serie de tres dosis aplicados posteriormente, deben aplicarse tres dosis adicionales; aplicando la primera dosis al mes de edad.

La aplicación de vacunas combinadas que contengan hepatitis B no han sido valoradas para su eficacia en niños menor de 2,000 gramos y de madre sero positivas al antigeno de superficie de hepatitis B.

Todos los niños de madres sero positivas al antigeno de superficie hepatitis B (HBsAg) se debe investigar la presencia de anticuerpos (anti-HBs) y antigeno de superficie  (HBsAg) entre los 9 y 15 meses de edad, después de haber completado su serie de tres dosis de hepatitis B monovalente.

Niños nacidos de madres desconociendo su estado del antigeno de superficie de hepatitis B (HBsAg).
Todos los niños prematuros y de peso bajo al nacimiento en los que se ignora el estado de la madre del antigeno de superficie de hepatitis B (HBsAg); en el momento del nacimiento debe recibir una dosis de vacuna hepatitis B monovalente dentro de las primeras 12 horas del nacimiento.

A causa de que los niños prematuros que pesan menos de 2,000 gramos es poco predecible la respuesta a la vacuna de hepatitis B que se aplica al nacimiento, se debe administrar  globulina inmune de hepatitis B (HBIG) dentro de las primeras 12 horas del nacimiento cuando se desconoce el estado o de la madre y no es posible determinar su estado dentro de este período de tiempo.

La globulina inmune hepatitis B  puede retardarse por 7 días en los niños prematuros y de peso bajo menor a los 2,000 gramos al nacimiento, cuando sea posible determinar el estado antigénico de la madre.
 
Todas las vacunas para todos los niños

Rafael Buelna No. 396 Pte. Tel. (667) 713-06-01
Culiacán, Sinaloa, México
correo: dr_lomeli@hotmail.com